Aunque las redes sociales se citan a menudo como ‘la herramienta’ clave para influir en las decisiones de compra, se suele pasar por alto la importancia del vídeo. Hoy en día los consumidores ven en todo el mundo más de 40.000 millones de vídeos cada mes, y (lo más importante) invierten una media de más de 15 horas mensuales mirando esos vídeos.

Internet se está convirtiendo en la forma preferida de ver vídeo para muchos consumidores, y a medida que este formato se incorpore a los negocios online, su consumo seguirá creciendo. Para 2017 se calcula que un 74% de todo el tráfico en Internet será de vídeos, y los ejecutivos de marketing de grandes empresas ya citan al vídeo como una de sus prioridades.

Las tiendas y pequeños negocios están siendo lentas en la implementación de este tipo de contenidos, pero esto puede cambiar, a medida que plataformas como Wideo o Videoky son cada vez más utilizadas. Tal y como hemos comentado en otras ocasiones, los consumidores que ven vídeo anuncios relacionados con sus compras muestran casi el doble de intencionalidad de compra.

Veamos 4 consejos o claves para empezar a utilizar vídeo en tu marketing online.

1️⃣ El Video Marketing es parte del SEO

YouTube es el segundo buscador más popular, y sus vídeos se mezclan con los resultados de Google, obteniendo cada vez mejores posiciones. No es ningún secreto que Google favorece a los autores con este tipo de contenido, así como los enlaces incluidos en su descripción.

Publicar vídeos en tu web o en tu tienda ayuda a captar la atención, pero además hace que tu negocio sea más fácilmente localizable. Todavía hay pocas empresas publicando vídeo, y esto hace que sea relativamente sencillo obtener buenos posicionamientos.

2️⃣ Aprovecha los nuevos formatos

La influencia del vídeo en las compras es aún mayor en el móvil. Utilizar herramientas como Vine o Instagram para contar la historia de tu marca, en formato de micro-anuncios, es lo más interesante por ejemplo para el móvil.

3️⃣ Aprovecha el contenido generado por tus clientes

Deja de pensar en los consumidores como ‘clientes’ y míralos como ‘contadores de historias’. El contenido generado por los usuarios es de alguna forma la verdadera meta del marketing online. Si estás vendiendo algo que motiva a la gente a hacer vídeos con ello, debes facilitar este fenómeno al máximo posible. Cuando alguien neutral te promociona se genera más valor que con tus propios esfuerzos.

4️⃣ ¡Haz vídeos cortos!

El consumidor medio americano invierte 24 minutos diarios en ver vídeo online. La duración de un video anuncio de tu marca o tienda debería ser corta, y focalizada en retener la atención mientras dura el vídeo. Todavía se pueden ver multitud de vídeos de producto o de empresa que duran minutos: nadie tiene la paciencia de ver algo así hasta el final.

Por último, no olvides tu mensaje!. Ahora cada empresa es de alguna forma una empresa mediática, tiene una historia que contar. El vídeo marketing no va de ser viral (eso es algo muy raro), sino de ser persuasivo, por ello el vídeo se está convirtiendo en una forma mucho más efectiva que el texto de motivar a la gente para hacer algo.