Una influencer vomita petróleo en esta acción contra el greenwashing, y LinkedIn censura el vídeo

En el mundo de las redes sociales, los influencers se han convertido en figuras clave para muchas marcas y productos. Estos creadores de contenido tienen la capacidad de influir en las decisiones de compra de las audiencias. Sin embargo, esta influencia a veces puede llevar a que los espectadores ignoren las señales del greenwashing.

Glimpse, un colectivo creativo, ha lanzado una campaña llamada «Save the Planet, Unfollow a Greenwasher» (Salva el planeta, deja de seguir a un greenwasher) para denunciar cómo las empresas petroleras pagan a influencers y creadores de contenido para ocultar la verdad sobre sus negocios contaminantes. El video de la campaña muestra a una influencer ficticia vendiendo la imagen de una empresa petrolera, pero vomitando petróleo al mismo tiempo para resaltar las acciones poco ecológicas realizadas por la compañía.

La campaña se basa en una investigación realizada por Desmog, la cual reveló que las grandes petroleras utilizan influencers para crear una «conexión emocional» con los jóvenes. Esta estrategia les permite a estas empresas ocultar sus prácticas contaminantes y presentarse como empresas comprometidas con el cuidado del medioambiente.

Después de que el video de la campaña fuera publicado en LinkedIn, la plataforma decidió eliminarlo por considerarlo «ofensivo». Ante esta censura, James Turner, fundador de Glimpse, cuestionó la decisión de la red social, preguntando si las empresas petroleras podían «maquillar» sus acciones contaminantes en LinkedIn, ¿por qué los grupos activistas no podían mostrar un poco de humor?

Ante esta situación, Glimpse decidió reeditar el video para cumplir con las políticas de LinkedIn. En la nueva versión, se conserva el mensaje de la campaña, pero se censura el vómito de petróleo de la influencer y se incluyen datos reales que muestran las acciones contaminantes de la petrolera en lugar de ello.

Esta campaña de Glimpse es un recordatorio de la importancia de estar alerta frente al greenwashing y no dejarse engañar por las estrategias de marketing de las empresas. Los consumidores deben ser conscientes de la responsabilidad que tienen al elegir las marcas y productos que consumen, considerando no solo la calidad y el precio, sino también el impacto que tienen en el medioambiente.

En conclusión, el marketing de influencers puede ser una herramienta efectiva para las marcas, pero es necesario evaluar con cuidado las acciones que promueven y no dejarse llevar por las apariencias. La campaña de Glimpse nos recuerda que es importante estar informados y tomar decisiones conscientes para contribuir a la protección del planeta.