Según los estudios, el marketing de contenidos y el vídeo para empresas industriales, de ingeniería, o logística es probablemente el desafío más importante que tienen los responsables de marketing en estas actividades.

Las empresas industriales que incluyen vídeo en sus estrategias de marketing se adelantan rápidamente a la competencia en la red. Un motivo es que la mayoría de los negocios de este sector no utilizan contenidos audiovisuales, pero existen otras razones para adoptar el vídeo como herramienta de marketing.

El Vídeo Marketing es la forma perfecta de reforzar áreas como el branding, generación de leads, comunicación, formación, atraer la atención en eventos, etc.

¿Cómo puede una empresa de ingeniería y fabricación beneficiarse de todo esto?.  Hay dos claves principales: elegir un objetivo concreto (para producir contenido alineado con él de forma consistente), y producir diferentes tipos de vídeo, alineados con el branding y la misión corporativos. Vamos a repasarlas en detalle.

Objetivos del Vídeo Industrial

Transmitir Liderazgo y Autoridad. Hay muchos negocios que proclaman liderazgo, pero no son capaces de articular un mensaje que confirme su diferencia. Los vídeos formativos son una de las mejores formas de comunicar liderazgo. Este tipo de vídeos refuerza el papel de la empresa como un líder en su industria, creando una percepción de autoridad y experiencia. Muestra a tus clientes y a otros grupos interesante cómo consigues las piezas o materias primas con las que trabajas, haz esquemas de los procesos de fabricación, etc.. Utiliza estos vídeos internamente también para formación del personal.

Notoriedad de Marca. Las historias interesantes son el mejor contenido para generar ruido y conversaciones en torno a tu marca. Estos vídeos se diseñan para tener popularidad, y son ideales para crear notoriedad e interacciones en las redes sociales. Busca historias que demuestren lo especial que es tu empresa; ya sea en procesos de fabricación, controles de calidad, mantenimiento o atención al cliente.

Diferenciarse con historias. El vídeo es la mejor forma de contar tu historia de forma corta y memorable, a tu manera, y de diferenciarte de la competencia. Identifica esos factores que realmente te hacen diferente y utiliza el vídeo para articularlos. Por ejemplo, si tu proceso de producción es superior, crea un corto en el que se ilustra lo ágil de tus tiempos pedido-entrega. O si gira en torno al servicio al cliente, presenta al equipo que se ocupa de esta tarea.

Comunicación con Clientes. Mantener a tus clientes actualizados en torno a tus nuevos productos y versiones es una de las mejores formas de asegurar su lealtad, y hacer crecer la relación de tu negocio con ellos. Además, los fabricantes se deben comunicar de forma frecuente con consumidores y partners. Los vídeos industriales animados pueden ser adaptados rápida y fácilmente para cualquier audiencia e idioma.

Socios y Distribuidores. La actividad industrial requiere de la colaboración de muchos jugadores, es necesario encontrar herramientas efectivas de colaboración. Los vídeos animados son capaces de dar a conocer de forma breve y memorable el papel que juega una empresas en una industria concreta. Cuando te asocias con otros negocios es importante asegurarse de que representan tus productos tan bien como lo haría tu propio negocio. Con un vídeo es posible comunicar de forma rápida y sencilla las normativas, procedimientos y estándares a seguir por los partners.

Ejemplos de Vídeo Industrial

Vídeos de Producto. Algunos atributos o mejoras industriales: eficiencia, velocidad, etc. pueden resultar áridas de comunicar sólo con palabras. Los vídeos de producto ofrecen una solución que permite contar lo que de otra forma no podrías: en muy poco tiempo y de forma memorable.

Vídeo Tour de Fábricas. A veces una visita a unas instalaciones marca la diferencia para hacer una venta. Es imposible traer a todos los prospectos a tu fábrica, pero puedes llevarles la fábrica a sus pantallas con un vídeo online. Prueba a producir vídeos con ‘tour virtuales’ de tus instalaciones, y el aspecto que tiene el día a día en ellas.

Vídeos Testimoniales. Los estudios indican que más de un 30% de las personas toman una decisión positiva después de ver un vídeo testimonial. Los vídeos testimoniales realizados de forma profesional tienen un enorme impacto en clientes potenciales. Generan emociones e incitan a la acción de forma muy intensa. El factor crítico para crear tus vídeos en este caso es encontrar clientes que lo hagan bien delante de la cámara.

Vídeos para eventos. Para muchos negocios de actividad manufacturera, los certámenes, eventos , salones, etc. son una gran oportunidad de darse a conocer. Pero el gran problema es cómo atraer la atención cuando hay tanta competencia alrededor de tu estand. El vídeo es una gran forma de conseguirlo: crea vídeos de tus instalaciones y procesos de fabricación, o vídeos explicativos con animaciones atractivas para atraer miradas y poder iniciar conversaciones.

La Cadena de Suministro. Cuando negocios y empleados funcionan como un todo dentro de la cadena de suministro, a menudo la productividad aumenta. En industrias con una logística compleja es complicado que una parte vea y entienda su papel en el conjunto. Cuando hay muchos negocios implicados en hacer llegar un producto al mercado, el mensaje se puede perder por el camino. El vídeo permite comunicar a través de toda la cadena de suministro mensajes de forma consistente.

La Importancia de la Misión

No importa lo que fabrique una empresa: lo importante es que la gente sepa porqué existe. En el caso de fabricantes de productos intermedios, suministros, etc. puede resultar complicado comunicar su papel como parte de un todo. Los vídeos explicativos animados capturan en términos sencillos para qué se utiliza una pieza o una máquina, y por qué es importante.

El vídeo es un recurso valioso para mantener una visión clara de la marca, su papel como parte un todo, comunicar prestigio, y generar oportunidades de venta. Es la mejor forma de darle vida a cualquier argumento para responder a la pregunta del cliente: ¿Porqué debería comprarte a ti?