Los Vídeos se pueden utilizar de muchas formas, pero la clave está en realizarlos con un objetivo específico. Vamos a revisar los cinco casos más demandados en Vídeo Empresas.

Videos de Valor Añadido

En este tipo de vídeos el contenido tiene valor en sí mismo, y son realizados en forma de tutoriales, casos de uso de productos, etc. Este formato es un activo digital interesante, porque es demandado por los clientes (no son anuncios), y por sus duraciones posicionan bien en buscadores.

Videos para Conectar con Clientes

Este es el caso más habitual de Vídeo Corporativo o Vídeo Explicativo. El objetivo es ofrecer una imagen moderna y dinámica de la organización, ofrecer testimonios de clientes, etc. La idea no es tanto ofrecer información como generar emociones en el espectador. Y mediante esas emociones posicionar la organización o el producto de una forma específica.

Videos para Comunicación

En este caso buscamos dar información sobre algún tipo de novedad en 60 segundos o meno. Aquí están las Vídeo Noticias, que pueden funcionar como una nota de prensa. En lugar de crear un PDF o una nota de prensa con mucho texto el vídeo presenta las ideas clave a transmitir de forma digerible y atractiva.

Vídeos para Reclutamiento

En organizaciones grandes el Vídeo Corporativo suele venir acompañado de otros contenidos en los que se insiste en la cultura de la organización, se ofrecen entrevistas, testimonios de trabajadores, etc. Este tipo de vídeos permiten explicar la cultura corporativa y los procedimientos de formas mucho más efectivas que los manuales.

Vídeo Spots

Son formatos cortos o muy cortos (5-10 segundos) para campañas online en redes o medios. En este tipo de vídeo el valor está en diseñar un mensaje simple pero potente, que sea efectivo para atraer miradas y clics.