En el primer vídeo de esta serie introducíamos los vídeos explicativos para empresas. Hoy vamos hablar de cómo producir vídeos explicativos que realmente funcionen en su doble cometido de promocionar y explicar. Es interesante notar que algunos de estos consejos y observaciones aplican por igual a los Vídeos Corporativos.


Publicidad: Vídeos Corporativos por Sólo 99€

¡Infórmate de nuestra oferta de Vídeos Corporativos!


Paso 1: Objetivo de tu Vídeo Explicativo

Lo primero de todo es hacerte algunas preguntas: ¿para quién es el vídeo vxplicativo?¿cómo y dónde se va a reproducir? ¿es sólo para explicar o también para vender?… Aquí no existe un procedimiento, sólo podemos darte algunos consejos:

Procura hacer vídeos cortos

Sabemos que en la etapa de ‘investigación’ y notoriedad, los compradores prefieren contenidos resumidos. Por lo tanto, publica vídeos explicativos cortos, no más de 30-50 segundos. Si vendes a otras empresas y tu producto o servicio es complejo te recomendamos publicar 1 vídeo destinado a cada departamento del cliente.

Piensa en cómo contar historias

Se dice que los vídeos deben contar una historia, pero ésta no tiene porqué ser una historia de producto. Puedes contar historias centradas en diferenciaciones peculiares, en el mercado vertical en el que te mueves, datos sorprendentes que rompan con la percepción habitual de las cosas, etc. Aquí es donde los vídeos explicativos animados pueden jugar su papel por la frescura y diferenciación de sus diseños.

Paso 2: El Briefing del Vídeo

Veamos algunas consideraciones de cómo crear y dar forma guiones de vídeos explicativos.

Hazlo personal

Sobre esto hemos hablado recientemente, y de lo importante que resulta comunicar de forma honesta y amigable, en el mismo todo en el que hablarías a alguien de tu confianza. El tratamiento de ‘tu’ o de ‘usted’ va con el sector, y no resulta importante mientras sea pertinente.

Utiliza un mensaje divertido y atrayente, especialmente si se trata de un vídeo animado. No hay nada como poner una sonrisa en la expresión de quien te está viendo o escuchando: en esos momentos haces un amigo. Música y tono de voz atractivos, unidos a unos buenos gráficos hacen interesante cualquier tema con un vídeo.

Cuenta quién eres y porqué estás ahí

Cuenta quién eres y porqué es importante lo que haces. En este caso estás hablando de ti, y por lo tanto esta parte debe ser breve y no resultar pedante, con términos técnicos o especializados. Mantener el mensaje simple y conciso es una forma de respetar el tiempo de tus clientes.

Resuelve un problema

Es una de las claves más repetidas, pero no siempre es fácil formularlo. En ocasiones ‘el problema que se resuelve’ sólo es obvio a posteriori: los vídeos explicativos deben dejar claro el valor que ofreces.

Nunca se insiste lo suficiente en lo importante que resulta no extenderse sobre las virtudes de uno, sino en aquellas formas en las que puedes ser de utilidad. Ofrecer ayuda y servicio desde el primer momento es una de las formas más sencillas de ganarte la confianza de la gente en un negocio que empieza.

Llamada a la acción

El último factor, pero no el menos importante: no asumir que la gente ha entendido todo lo que has dicho. Introducir una llamada a la acción clara y explícita al final del vídeo, que de información de a dónde llamar, o qué web visitar, o donde hacer clic.

El Briefing del Vídeo 

Ahora que tienes una idea del mensaje a dar debes aterrizarlo siguiendo la siguiente estructura. Crea un documento en el que se puedan representar la voz, los mensajes escritos y la creatividad. En Vídeo Empresas utilizamos lo que llamamos un «Storyboard», que es un guion que incluye todos estos elementos y los agrupa por escenas.

¡Ya tenemos nuestro guion! Ahora es importante saber qué formato vamos a usar.

Paso 3: Elije un Formato

Lo primero de todo es importante saber que no hay un formato predefinido de vídeos explicativos. Pueden ser un video viral, un tutorial, una descripción de la empresa, una demo de producto, o un episodio de dibujos animados. No hay un estándar; el vídeo es lo que tu negocio necesite hacer.  De hecho el foco principal debe estar en la claridad del mensaje (punto anterior), y después en el diseño.

Teniendo en cuenta el diseño técnico, los principales formatos son:

  • Vídeos screencast. Basados en una animación de pantallazos o fotografías de una web. Son el formato ideal de Vídeos Explicativos para Aplicaciones o cualquier otro tipo de software. Ideales para presupuestos reducidos, vídeos tutoriales, y servicios digitales de cualquier tipo.
  • Vídeos Whiteboard. O de Pizarra Blanca, o Vídeo Scribe. La mano que pinta sobre un fondo blanco creando contenido delante del usuario. Interesante para explicar procesos y productos más abstractos o complejos. Este formato es prácticamente universal: se utiliza para cualquier cosa, aunque está especialmente indicado para ingeniería, servicios, y startups en sus primeras etapas.
  • Motion Graphics. Pensados para un público más formal, que requiere combinar la animación con gráficos y y estadísticas. Este tipo de formato es menos económico, pero es el preferido por empresas de tecnología.

Paso 4: ¿Uno o Varios Vídeos?

Esta pregunta es opcional, pero te la hacemos porque es mucho más interesante tener varios vídeos cortos y especializados que un único vídeo de varios minutos de duración. Tener varios Vídeos Explicativos te da la oportunidad de explicar ideas en profundidad de una forma tangible, que no tiene sentido en un vídeo introductorio. Y además te da la oportunidad de crear tu propio canal en YouTube, con todas las ventajas que eso tiene a medio-largo plazo para posicionar online.

La esencia de los vídeos explicativos para empresas es que cualquier idea o concepto que quieras hacer llegar a tus clientes se debería poder cortar o ‘filetear’ en varios vídeos cortos y amenos, idealmente especializados en una oferta de valor cada uno de ellos.

Además, empieza a ser habitual crear versiones en diferentes formatos para plataformas como Instagram o TikTok.

Cuando tus clientes entren en tu web los deberían encontrar en las áreas correspondientes de la misma, y esto tiene 3 efectos positivos e inmediatos: 1) Mejoras tu imagen, 2) Ofreces información mucho más memorable y 3) Consigues que estén más tiempo en la web.

Si ya has publicado tu Vídeo Explicativo hazte la pregunta ¿ayuda realmente a convertir visitantes en clientes? ¿qué vídeos adicionales puedo publicar para conseguirlo?

Paso 5: Publicar y Compartir

Por increíble que parezca aquí es donde pinchan la mayoría de los proyectos. Los Vídeos Explicativos para Empresas suponen una inversión importante de tiempo y dinero, y en cambio la mayoría terminan olvidados sin visibilidad apenas.

  • Crea tu propio Canal YouTube. Personaliza tu propio canal y publica tu vídeo con toda la información y parámetros necesarios para que Google lo detecte y posicione rápidamente.
  • Incrusta el Vídeo Explicativo en tu web. A partir del paso anterior utiliza el código para publicar el vídeo en tu web: si no puede ser en la home a menos en una sección o página estática. Y además también en un post del blog.
  • Comparte el Vídeo en Redes. Esto no es sólo publicar la dirección del vídeo: utiliza el guion para publicar cada pocos días el vídeo acompañado de diferentes mensajes y llamadas a la acción. Repite, cambia textos, publica, repite, etc.

No olvides además incluir el vídeo explicativo en el newsletter corporativo, en los materiales de ventas de tu empresa, y en todas las piezas de comunicación relevantes. Si necesitas ayuda para diseñar, realizar y publicar el vídeo explicativo de tu negocio o producto contacta con nosotros, somos especialistas en vídeos explicativos para empresas desde hace casi 10 años.