El término ‘engagement’ aparece a menudo en el marketing online en general, y en el vídeo marketing en particular. Muchos profesionales hablan de ‘aumentar el engagement’ en las redes sociales y en los vídeos para empresas.

Pero, ¿Qué implica realmente este concepto, y cómo se puede medir?. La cuestión clave: las empresas no sólo quieren que sus vídeos sean reproducidos, sino que la gente interaccione con ellos.

¿Qué es el engagement?

El engagement es a la interacción del usuario o espectador con un vídeo. La forma que toma esta interacción es diferente en función del vídeo y de la plataforma. Así por ejemplo:

  • En YouTube podríamos hablar de clics en el vídeo, tiempo de visionado, o impresiones del vídeo.
  • El Twitter, engagement son los likes, o ‘reuiteos’ que recibe el vídeo
  • En Facebook al numero de likes, clics, shares, etc.

El único denominador común es el nivel de interacción o involucración que el espectador tiene con el vídeo.

El simple hecho de mirar un vídeo ya es una forma de engagement. Por lo tanto podemos decir que el engagement es proporcional a la cantidad de atención que el vídeo recibe.

Para aumentar el engagement necesitamos captar más atención.

Hace unos años, para tratar de poner un poco de luz sobre este tema, la empresa Exponential publicó un whitepaper titulado «Engagement: Not Just a Buzzword» («Engagement: No sólo una palabra de moda»).

El Engagement mide la Atención

Vivimos una época en la que cada vez resulta más complicado captar la atención de las personas. Este problema es la causa del doble reto al que se enfrentan los anunciantes: llamar la atención por un lado, y convertir esa atención en notoriedad de marca, leads, ventas, etc.

Es en este último punto donde reside el valor y la importancia del concepto engagement. Los anunciantes no quieren vídeos ‘muy reproducidos’ sino vídeos ‘muy atendidos’, que capten la atención y que la conviertan en resultados.

Los estudios son coherentes:

  • Un 60% de los compradores online que ven un vídeo manifiestan una mayor confianza en su compra.
  • Las campañas cuyo objetivo es el engagement suelen dar tasas de interacción en torno al 10%.
  • Los consumidores que están viendo un vídeo invierten en torno a 60 segundos en el mensaje de la marca.
  • Los consumidores están un 25% más dispuestos a interaccionar con un banner que a hacer clic en él.
  • Los anuncios de vídeo son el incentivo más potente para el engagement que existe. Y los vídeos para empresas hacen al consumidor 6 veces más proclive a navegar por el site de la marca.

Como Aumentar el Engagement

Hay varias formas para hacer que los consumidores gasten más tiempo en vídeos, o en los perfile sociales de tu empresa.

Crea contenido relevante para tu audiencia

Céntrate en crear vídeos que realmente se dirijan a los clientes de tu empresa, y a sus necesidades. A tus clientes no les interesa la calidad de tus herramientas, ni la experiencia de tus empleados.

Los consumidores están abrumados por la información y la falta de tiempo. Si quieres captar su atención para aumentar el engagement tienes que averiguar quiénes son, cómo se comportan online, cómo se relacionan con las diferentes plataformas, y los temas que les interesan para crear vídeos.

Y después, tienes que ‘pasar de contar a mostrar’ tu negocio de forma que se relacione con los problemas a los que se enfrentan. El vídeo marketing es la mejor técnica para transmitir el mensaje y abordar el interés de los consumidores.

Considera hacer vídeos cortos

Aquí hay muchas opiniones. Muchos expertos creen que después de 2 minutos de visionado, el nivel de engagement en las redes sociales desciende drásticamente. En realidad es mucho menos tiempo, porque el móvil es un entorno mucho más volátil.

En Vídeo Empresas creemos que a partir de los 30 segundos de visionado en el móvil se produce el desplome del engagement.

Para aumentar el engagement los profesionales del marketing deberían hacer que los primeros 30-60 segundos de su contenido de vídeo sean críticos para entregar el mensaje.

Adapta tus vídeos al embudo de ventas

Uno de los retos más importantes es ser capaces de ofrecer formatos y creatividades consistentes con las diferentes etapas de venta y pantallas.

Tanto si se trata de una empresa B2B como B2C, el vídeo ayuda en cada etapa de recorrido o #EmbudoDeVentas. Y es una herramienta clave para aumentar el engagement.

No es lo mismo vídeos para captar la atención (zona alta del embudo) que vídeos explicativos largos y técnicos para convertir a ventas (zona baja del embudo).

Pero es realmente importante que pienses en dónde está tu audiencia: por qué está ahí y qué busca hacer. De esa forma puedes adaptar el mismo vídeo para diferentes situaciones o propósitos.

Reutiliza tus vídeos de muchas formas

La gente consume los medios de comunicación de diferentes maneras. Las empresas deben ofrecer diferentes opciones para que sus clientes utilicen el contenido. De esa forma se puede saber con precisión qué hacer para aumentar el engagement.

Por ejemplo: incrustar un vídeo explicativo en la home, pero luego también, para crear más conciencia, más engagement y atraer a más personas orgánicamente, incluir una transcripción completa en el blog. Y además una versión corta de 15 segundos del video para Instagram.

Ofrece una experiencia coherente

Pon el foco en la parte audio visual del vídeo. Para aumentar el engagement evita la tentación de utilizar mucho branding, o rodear al vídeo con otros elementos animados que distraigan la atención.

Sé consistente en el uso de los vídeos. En negocios B2B no envíes a los espectadores directamente a tu web o a tu tienda, sino a formas de interacción alineadas con tu misión. O en su defecto a una landing page creada adhoc para esta acción de marketing.

Haz un seguimiento de los datos

Los likes, los comentarios, las visualizaciones… son orientaciones para aumentar el engagement. Pero en el gran esquema de la marca debes centrarte en el tiempo de reproducción y las conversiones.

Por ejemplo, digamos que 100.000 personas han visto tu vídeo de 60 segundos, les ha gustado y lo han comentado. Pero si observamos el tiempo de reproducción, vemos que sólo han visto entre 5 y 10 segundos, lo que significa que no entienden realmente la solución.

Como cualquier contenido el vídeo se puede reorganizar y rehacer para solucionar un problema de engagement. Y de hecho en empresas con campañas de vídeo activas nuestra recomendación es crear al menos 2 versiones del mismo vídeo anuncio para poder contrastar los resultados.

¿Interesado en saber más? Contacta con nosotros para informarte de cómo podemos ayudar a tu empresa a aumentar el engagement en tus redes con vídeos cortos de alto impacto, y campañas de captación de clientes.